La Red de Bibliotecas Públicas Municipales rinde homenaje a su lector más longevo: el centenario Segundo Medina Naranjo

➢ Isletero de pura cepa, ciudadano comprometido con el deporte y la natación e histórico militante socialista, Don Segundo advierte en la Biblioteca Isabel La Católica de Escaleritas que “seguiré viniendo hasta que tenga fuerzas”


Las Palmas de Gran Canaria, lunes 28 de junio de 2021.- Don Segundo cumple cada mañana laborable con su particular rutina: bien arreglado, formal como un caballero, se dirige a la Biblioteca Municipal Isabel La Católica, en Escaleritas, para repasar bien a fondo la prensa del día. En papel, desde las cabeceras locales a las nacionales, pasando por los periódicos deportivos. Se empapa bien de lo que ha sucedido en el mundo y, allá a las doce o doce y media, coge la puerta y se marcha a tomarse "el potaje de cada día”, en sus propias palabras. Este lunes, 28 de junio, Segundo Medina Naranjo no imaginaba que su liturgia cotidiana se vería alterada por la presencia de periodistas y cámaras, para dejar constancia del sentido homenaje que le ha dedicado el servicio de bibliotecas municipales: una placa, además de mucho cariño, que rinde tributo a su usuario más longevo. Y es que Don Segundo cumplió ayer, domingo 27 de junio, los cien años. Nada menos.

Algo que no le impide mantenerse al tanto “de todo tipo de noticias”, porque le interesa “lo que sucede fuera y todo lo que sucede aquí en las Islas”. Este ávido lector, histórico militante socialista e isletero de pura cepa, no pierde su hábito, del que disfruta encantado. Con una lucidez y una presencia envidiable, Don Segundo continúa viendo su vida como un ciudadano “ilustrado”, como él mismo se define. Cuesta muy poco comprobarlo, al escucharle hablar y recordar su vida.

Avisa, eso sí, que “vendré hasta que tenga fuerzas, sin duda”. Los días que no puede acudir a la biblioteca tira de ordenador para consultar las noticias. Y para demostrar que no hay edad para mantenerse al tanto de los tiempos. Ha sido una constante vital para Segundo, desde que naciera y se criara en el barrio de La Isleta, junto a otros siete hermanos mayores. ”¡Todos varones!”

Su espíritu contemporáneo queda fuera de toda sospecha. No sólo por su afán en disfrutar de la prensa diaria o convertirse también en un usuario del espacio digital. Recuerda de su pasado una ciudad “más pequeñita, más pobrecita, más humilde y modesta”, que compara con una urbe que “me encanta como está”. Es, subraya, “mi ciudad, Las Palmas de Gran Canaria”.

Don Segundo también se congratula del papel actual de la mujer, “y más, de la mujer canaria”. Dos de ellas son hijas suyas: la más pequeña, Micaela, lleva el nombre que tenía la madre del centenario lector, que la sigue recordando con especial cariño. Otros dos hijos completan su descendencia: todos han sido deportistas y nadadores, en sintonía con la tradición familiar.

Segundo Medina Naranjo es también el socio número 1 del Real Club Victoria, que en estas fechas le ha dedicado igualmente su merecido homenaje. Fue presidente del Club Natación Alcaravaneras, y directivo del Club Natación Victoria y la Sociedad Colombófila. Y comprometido militante socialista, muchos años vinculado a su agrupación local.

Segundo tiene mucho que contar: desde su papel trascendental para la concesión del indulto a su hermano mayor Juan, condenado a treinta años por su militancia socialista, a la amistad de su padre con José Franchy y Roca, pasando por una vida ciudadana siempre activa y comprometida. Hoy sigue leyendo, un hábito que cultivó desde pequeño, y con el que da ejemplo a los futuros usuarios del servicio que tanto disfruta.