‘Néstor Álamo, isla y canción’ el concierto de la BSM para los actos que conmemoran el 70º Aniversario de la Casa de Colón

  • La Casa de Colón celebra su 70º aniversario durante junio y julio con dos conciertos, una exposición y un ciclo de conferencias en homenaje a su creador, Néstor Álamo

  • El músico y productor Manuel González coordina el programa ‘Néstor Álamo, isla y canción’ que formula un recorrido teórico y musical por la trayectoria del primer director de este centro americanista


Las Palmas de Gran Canaria, 8 de junio de 2021- La Casa de Colón celebra el próximo día 18 julio el 70 aniversario de su creación, y para ello, con la coordinación de Manuel González, ha diseñado un amplio programa de actividades que desarrollará entre junio y julio, incluyendo en el mismo el concierto 'Néstor Álamo: isla y canción', una cita musical que subirá, el 10 de junio, a las 21:00 horas, al escenario dela plaza de Santa Ana a los integrantes de la Banda Sinfónica Municipal, dirigida por el maestro Daniel Abad y a respetados intérpretes del Archipiélago.

Este concierto que ha agotado las localidades a las pocas horas de ponerse a disposición del público será retransmitido por streaming a través de la página de Facebook LPA Cultura, así como en el canal de Youtube de Las Palmas de Gran Canaria, y, según Daniel Abad, tomando como punto de partida la música de raíz, elevará lo popular a la excelencia.

Los detalles de la cita, al igual que el resto del programa conmemorativo de la efeméride que ofrecerá una exposición, un nuevo concierto y un ciclo de conferencias con la pretensión de acercar al público a la figura de Néstor Álamo (1906-1994), quien proyectara en 1951 este centro americanista y fuera su primer director han sido desvelados en la mañana del 8 de junio por la consejera de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Guacimara Medina Pérez, acompañada por Encarna Galván, concejala de Cultura del Ayuntamiento capitalino, Elena Acosta, directora de la Casa de Colón, el músico, compositor y productor Manuel González, coordinador del proyecto ‘Néstor Álamo, Isla y canción. 70 Aniversario de la Casa de Colón’ y comisario de la exposición, y Daniel Abad, director de la Banda Sinfónica Municipal de Las Palmas de Gran Canaria.

Guacimara Medina subrayó que la Casa de Colón es “un espacio inigualable para Gran Canaria y para Canarias, ya que ha sido un referente para el progreso cultural y las corrientes de investigación histórica que vinculan al Archipiélago con el Atlántico. En este 70 aniversario nos proponemos ensalzar la figura de Néstor Álamo, porque no solo fue el primer director y conservador de la Casa de Colón, sino también la persona que llenó, con su brillante mente y capacidad intelectual, de sentido y contenido este centro que, en un primer momento, pretendía ser el centro neurálgico de la cultura de la isla y de la capital cuando todavía no teníamos universidad. Era y sigue siendo un referente cultural, académico y también turístico”, aseguró.

Encarna Galván, por su parte, destacó la importancia de haber podido incorporar en el programa de las Fiestas Fundacionales de la ciudad la participación de la Banda de Música en un homenaje a Néstor Álamo coincidiendo con este 70 aniversario. “Creemos que es la oportunidad en la celebración de estas fiestas para hacer una reflexión sobre aquello que ha marcado nuestra seña de identidad y la labor americanista que viene desarrollando desde su creación. Por eso estamos muy contentos de haber podido incorporar este concierto especial”, sostuvo la concejala de Cultura.

Por su parte, Elena Acosta, recordó que Álamo fue el ideólogo de la Casa de Colón, porque se le ocurrió la idea de hacer en la Casa del Gobernador un lugar donde se conmemorara el paso de Colón y que, a la vez, fuera un gran centro cultural del que la ciudad carecía, lo que también permitió iniciar el plan de rehabilitación del casco histórico de Vegueta. “En esa cosmovisión, con sus errores y sus aciertos, ha dado lugar a que después de 70 años, gracias a su imaginario, hoy tengamos esta realidad y por eso hemos creído que su figura era fundamental para conmemorar esta celebración”, aseguró la directora de la Casa de Colón.

El coordinador del programa, Manuel González, explicó que era inevitable celebrar esta iniciativa con un concierto muy especial que revisita las canciones más populares de Álamo, con orquestaciones sinfónicas, y también con una exposición que intenta situar el espacio imaginado e imaginario en su producción artística y creativa, a la que se sumarán conferencias sobre su obra musical, su literatura y sobre el contexto histórico y político que le tocó vivir.

Programa

La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento capitalino, en colaboración con la Consejería de Cultura del Cabildo, ofrecerá el concierto 'Néstor Álamo: isla y canción' el 10 de junio. La Banda Sinfónica Municipal de Las Palmas de Gran Canaria se verá reforzada por una sección de cuerdas, y por el coro de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria y artistas de la talla de Luis Morera y José Manuel Ramos, que abordará la recreación sinfónica de las más populares canciones de Néstor Álamo con una formación de casi un centenar de músicos e intérpretes, explicó su director musical, Daniel Abad. Este espectáculo contará con dirección musical de Daniel Abad, la dirección del coro de Luis García Santana y la dirección artística de Manuel González.

Ya el día 8 de julio será inaugurada la exposición en torno a la figura de Néstor Álamo, que ofrece al público un amplio recorrido por la Gran Canaria de los años cincuenta, por el imaginario de Álamo, su música y la creación de la Casa de Colón en 1951. La muestra ha sido diseñada por Manuel González, autor de 'Querido Néstor', un musical que, en sus dos entregas, se ha convertido en todo un referente del género en las Islas, superando récords de taquilla en las dos ediciones que se llevaron a cabo. Gran conocedor de la obra nestoriana, González también impulsó la producción artística del concierto ‘Tiempo de Gran Canaria', organizado por la Fundación Auditorio Las Palmas de Gran Canaria y ofrecido por la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, bajo la dirección Pedro Halffter.

Asimismo, el día 16 de julio se celebra en la Casa de Colón el concierto denominado ‘Néstor Álamo. Canciones en el Patio’, y los días 20 y 21 de julio dará comienzo el ciclo de conferencias titulado ‘Gran Canaria años 50. Néstor Álamo. Isla y canción’.

En este ciclo participará el día 20 de junio el catedrático de Historia Contemporánea de la ULPGC, José Miguel Pérez García, con la conferencia ‘Gran Canaria años 50’, así como el doctor arquitecto de la ULPGC, José Luis Gago Vaquero, con la intervención titulada ‘El imaginario de Álamo en la Casa de Colón’. También lo hará el día 21 de junio el director del Museo Néstor, Daniel Montesdeoca, quien ofrece la conferencia ‘Néstor: escenografías para una identidad’, y el compositor y productor Manuel González, que se referirá a Néstor Álamo y su poética en la canción canaria.
Ese mismo día será proyectado también el documental ‘Querido Néstor’, realizado por Pedro Siemens entre 1981 y 1983, a partir de una entrevista en profundidad y muy personal realizada al famoso compositor, al que seguirá una mesa redonda.

Una ingente labor cultural
La Casa de Colón cumple así siete décadas de ingente e impagable actividad cultural, que ha traspasado fronteras y ha puesto a Canarias en el mapa de las conexiones entre periferias, orillas y centralidades. Con este amplio programa de actividades, se reivindica, la génesis y aliento de su creador, revisitando e indagando en su inquieta y original propuesta creadora, tan ligada a su isla natal.

Es por ello que la figura del ideólogo y primer conservador y director del citado museo, Néstor Álamo, centra el programa. Personaje polifacético, ya que fue escritor, historiador, periodista, compositor y, sin duda, uno de los grandes exponentes de la música y la cultura popular canaria, Álamo vio cumplido su acariciado sueño con la apertura de la Casa de Colón.

Se iniciaba la andadura de un museo que, bajo el nombre del Almirante de la Mar Océana, pondría su mirada en el espíritu americano inserto en el ADN de la identidad canaria desde su incorporación a la Historia Moderna.

Un referente en las relaciones históricas entre Canarias y América
La Casa de Colón fue inaugurada el 18 de julio de 1951 y cumple desde entonces una importante función cultural en el marco de las relaciones históricas que han vinculado a Canarias con América, a través de todos los proyectos que lidera e impulsa con el concurso de la comunidad científica de las Islas.

Este centro americanista, dirigido por Elena Acosta desde 1991, se ha convertido en todo un referente cultural en el Archipiélago canario y en el contexto de las instituciones dedicadas al estudio de la historia española-americana. Cientos de estudiosos y estudiosas de multitud de países indagan cada año en sus archivos, la abundante documentación histórica que se custodia en sus fondos con la finalidad de elaborar sus trabajos de investigación.

Además, cada dos años celebra en sus dependencias el Coloquio de Historia Canario-Americana, una reunión que congrega a multitud de profesionales de universidades españolas, europeas y americanas. También la mencionada entidad mantiene una línea editorial entre las que destaca el Anuario de Estudios Atlánticos que se publica desde hace más de 65 años, así como otras colecciones que se nutren de las convocatorias regulares que impulsa.

La anexión del Archipiélago Canario a la Corona de Castilla, la recalada de Cristóbal Colón en Gran Canaria, la América precolombina, o la imagen del Mundo a través de los avances cartográficos, son algunos de los contenidos que se ofrecen en las 13 salas de exposición permanente, una biblioteca y un centro de estudios especializado. La diversidad de los materiales custodiados en la Casa de Colón va desde la arqueología precolombina a la pintura flamenca europea, pasando por piezas pictóricas del barroco americano o de las estéticas imperantes en el siglo XIX e inicios del XX en Canarias.

El edificio, que se ha convertido en un icono del casco fundacional de la ciudad, se configura a partir de la integración de varias viviendas, ocupando actualmente toda una manzana. Este emplazamiento fue elegido por formar parte de la antigua Casa del Gobernador, lugar probablemente visitado por Cristóbal Colón durante el Primer Viaje a América, en 1492.

Historia de la Casa de Colón
A finales de los años 40, el Cabildo de Gran Canaria comienza a poner las bases de una política cultural cuyos cimientos están en la creación de la Casa de Colón. Las obras de restauración fueron encargadas al arquitecto Secundino Zuazo Ugalde que contó con los asesoramientos de Antonio Rumeu, Néstor Álamo y el artista Santiago Santana.

El presidente del Cabildo en ese momento, Matías Vega Guerra, el primer director de la Casa de Colón, Néstor Álamo, y el catedrático Antonio Rumeu de Armas no plantean desde el principio la creación de la entidad como una institución vacía de contenido sino como un instrumento eficaz y válido para que la isla, sin universidad, tuviera un organismo de alta cultura. Detrás de los fastos propios de la época y de la conmemoración de la gesta colombina se articuló un entramado que favoreció el desarrollo científico posterior.

A falta de concluir las reformas acometidas a finales de los años 50, se inaugura simbólicamente parte del edificio con una exposición de Hijos ilustres del País. Poco después, en 1954, las dependencias del museo abren definitivamente sus puertas al público. También en este año queda constituido el primer Patronato de la Casa de Colón. La intención de este Patronato era "dotar de estudios científicos y actividades culturales a la isla de Gran Canaria y a la ciudad de Las Palmas".

A los nombres anteriormente citados habría que añadir también los de Alfonso Armas Ayala, nombrado oficialmente director en 1966, que retoma ideas y organigrama del Patronato para impulsar y ampliar definitivamente una política científica de fomento de la investigación y difusión de la cultura canaria. Y Francisco Morales Padrón, a quien se encargó la realización de un proyecto que tratara las vinculaciones de Canarias con América, surgiendo así, en 1976, el Coloquio de Historia Canario Americana.

Trayectoria de Néstor Álamo
Néstor Álamo Hernández nació en Guía el 27 de febrero de 1906 en el seno de una familia de pequeños propietarios rurales y comerciantes de su pueblo natal. Confesaría de mayor su incapacidad para emprender estudios musicales cuando niño, aunque su abuelo materno, Virgilio Hernández, fue director de la Banda de música de Guía durante varios lustros. En 1920 se fue a Cuba y tras su regreso a Gran Canaria en 1922 se emplea como contable en algunas firmas comerciales de la capital, a la vez que comienza a introducirse en los círculos culturales de la ciudad e inicia sus primeras colaboraciones periodísticas.

Al mismo tiempo, entabla amistad con el que él consideró su maestro, el lectoral y canónigo de la Catedral de Canarias don José Feo y Ramos, fundamental en sus lecturas y formación intelectual. En los primeros años de estadía en la capital comienza a frecuentar la Escuela Luján Pérez, centro de formación liberal y lugar de encuentro de intelectuales y artistas locales a los que rendirá admiración a lo largo de toda su vida. Su vertiente periodística, a veces usando el seudónimo Juan Farías, va a continuar de forma incesante a lo largo de toda su vida, con especial intensidad en los periódicos Hoy, Falange y Diario de Las Palmas.

En 1930 entra a formar parte de El Museo Canario como oficial primero en la Biblioteca de la centenaria institución científica. Allí se dedica a ordenar y clasificar, durante casi dos decenios, una importante parte de sus fondos documentales, especialmente el de la Inquisición de Canarias, compuesto de miles de manuscritos de un interés capital para la historiografía isleña que, hasta ese momento, eran de difícil consulta.

Terminada la Guerra Civil española ejerce como secretario y asesor cultural de Matías Vega Guerra, que presidió el Cabildo de Gran Canaria desde 1945 hasta 1960. Sus gestiones favorecen la creación del Archivo Histórico y la Biblioteca Provincial de Las Palmas de Gran Canaria. También fue el creador, diseñador de algunos de sus espacios y primer director de la Casa-Museo de Colón. Su labor de recuperación de espacios museísticos dependientes del Cabildo se amplía al realizar la restauración y creación del museo de don Fernando de León y Castillo en Telde. En esa misma ciudad dirigiría, muchos años más tarde, la construcción de la iglesia de Tara. En Guía, su pueblo, restaura el Camarín de la Virgen.

En el ámbito urbanístico ideó la creación en Teror de la plaza de Teresa Bolívar, madre del Libertador americano, cuya familia tenía raíces en ese municipio grancanario. Su vinculación a Teror y su fe en la tradición mariana de la Villa, donde se ubica la Basílica de la Virgen del Pino, le empuja a dirigir y reorganizar desde el Cabildo Insular la tradicional llegada de romeros al pueblo, la víspera de la Fiesta Mayor, desde todas las poblaciones de la Isla. Propicia la creación de una comisión mixta interinstitucional, que lidera durante años, y reconvierte la espontánea romería en una Ofrenda en honor a la Patrona de Gran Canaria.

En 1961 es cesado como director de la Casa de Colón y desde ese año hasta su muerte regenta un anticuario -que hace las veces también de taller de restauración y ebanistería- en la calle de La Peregrina de Las Palmas.