La plástica y el pensamiento de César Manrique reviven en el TEMUDAS con el pasacalle que Clapso conducirá por la calle de Triana

El miércoles 31 de julio, a las 21:00 horas, Israel Reyes dirige el espectáculo itinerante «Timanfaya. El sueño de Manrique», un encargo de la Fundación del artista para acercar su obra y su mensaje a la calle

El artista canario Pablo de Rada regresa el jueves 1 de agosto al TEMUDAS con el estreno del espectáculo «Harhuy»

Las Palmas de Gran Canaria, martes 30 de julio de 2019.- El Festival TEMUDAS de Las Palmas de Gran Canaria inicia la última semana de su 23.ª edición con el pasacalle «Timanfaya, el sueño de Manrique», una recreación festiva e itinerante de la plástica y el pensamiento del artista lanzaroteño puesta en pie por Clapso Producciones y la Fundación César Manrique con motivo del centenario del nacimiento del autor de los Jameos del agua. Su representación tendrá lugar este miércoles 31 de julio, a partir de las 21:00 horas, desde la escultura de Martín Chirino de la calle Mayor de Triana hasta la plaza de Stagno, en la trasera del Teatro Pérez Galdós. 

Esta será la primera de las dos obras canarias restantes del programa de esta edición, ambas seleccionadas a través del concurso de apoyo a la producción local.
«Harhuy», el espectáculo de circo contemporáneo del canario Pablo de Rada se representará el jueves 1 de agosto, a las 22:00 horas, en la plaza del Pilar Nuevo de Vegueta.

La directora del Festival, Marisol García, ha presentado esta mañana a los protagonistas de ambos espectáculos, el director Israel Reyes, el actor Víctor Formoso y el bailarín y acróbata Saulo Sarmiento, y al artista multidisciplinar Pablo de Rada y el compositor Carlos González.

Cuatro acróbatas, doce bailarines y veintiocho figurantes participarán este miércoles en el pasacalle «Timanfaya, el sueño de Manrique», un espectáculo de calle que cuenta con la actuación, como diablo de Timanfaya, del actor Víctor Formoso —quien además se convierte en la parte final en la voz y memoria del propio artista— y la participación del elenco de percusión de la compañía Pieles.

«El arte», afirma la compañía, «puede contribuir a que la vida siga, forma parte de una armonía profunda de todo lo creado». A través de este espectáculo de teatro de calle Clapso construye un viaje onírico por la obra del creador lanzaroteño más universal. Su formato permite acercar la obra en movimiento y transmitir los valores de defensa, respeto y admiración por la naturaleza que el autor, que dejó emblemáticos modelos arquitectónicos en su isla, ejemplificó como discurso en toda su obra. «Timanfaya, el sueño de Manrique» quiere ser una celebración del arte y la vida, un juego en el que la música, la danza y las palabras de Manrique devuelven a la compañía a la calle, al público.

«Timanfaya, el sueño de Manrique», estrenado en Lanzarote, nace, como indicó Israel Reyes, de un encargo de la Fundación del artista para acercar su obra a la calle. A través de los extractos de su obra escrita, a los que da voz Víctor Formoso, el espectáculo se convierte en el testamento vital de Manrique, su memoria, su defensa y su compromiso con el medioambiente. «Es emocionante ver cómo la gente responde a un discurso enérgico», apuntó el propio Formoso sobre su estreno. «Es un espectáculo muy visual, realizado con mucha sensibilidad y mucho respeto», añadió el actor. «Nos ofrece», finalizó, «ser artistas comprometidos y, a través del arte, mejorar como personas».

Saulo Sarmiento, que se suma al espectáculo para Las Palmas de Gran Canaria, está deseando «volar, ver la ciudad desde arriba». La participación del acróbata en el pasacalle se enmarca en los cuatro elementos representados, Tierra, Fuego, Mar y Aire, plástica viva de esa conciencia medioambiental del artista.

La ficha artística y técnica de «Timanfaya, el sueño de Manrique» cuenta con profesionales de dilatada experiencia en artes escénicas: Germán G. Arias (música), Unai Tellería (vestuario), Montse Colomé (coreografía), Esteban Cedrés (diseño y construcción de máscarás), Ana Lidia Alonso (maquillaje), Ibán Negrín (iluminación) y Ramón Tubio (sonido), entre otros.

«Harhuy», circo contemporáneo con factura canaria

Tras su paso con «Wonderful World» en el pasado TEMUDAS, el artista Pablo de Rada regresa el jueves 1 de agosto al festival con el estreno de «Harhuy», un espectáculo con un intenso trabajo de expresión corporal que fusiona las artes circenses y artes o mañas de la cultura canaria con el teatro, la danza, el movimiento y la manipulación de objetos. La música electroacústica, experimental y contemporánea, compuesta expresamente, por Carlos González, da espacio, también sonoro, al drama, el humor, el riesgo, la violencia, la ternura…

Producido por el Festival TEMUDAS para su estreno en esta edición, «Harhuy», codirigido por Pau Portabella y el propio Pablo de Rada, lleva a escena la cultura tradicional de las Islas Canarias. «La obra nace de un proceso personal, de un momento duro en el que echo la vista atrás. Harhuy significa cuero en lengua amazigh», un material que «habla» del paso del tiempo y de la huella en la piel, explicó el artista antes de detallar el intenso esfuerzo corporal que supone el reto de estar solo en escena.

Especializado como artista de circo, actor y bailarín, Pablo de Rada ha trabajado con Dimitris Papaioannous, Circus Cirkör, Tanz Company... así como en compañías propias, Sisters Company y Ashes. Ha sido cofundador del espacio artístico de San Feluko, la compañía Ashes y la asociación artística La Parada. Simultáneamente, ha trabajado como performer en espacios como el Centro Atlántico de Arte Moderno (Las Palmas de Gran Canaria), Mazunte (México), Villa Garikula (Georgia), L’Estruch Sabadell y Kometa Fest (Riga), donde ha sido invitado como manager de performance del festival).