José Manuel Jaén logra el 22º Premio de Poesía Ciudad de Las Palmas de Gran canaria con Un millón de carpinteros que hacen ataúdes sin cruz

  • El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria recibió 103 poemarios para esta convocatoria procedentes de todo el país así como de Puerto Rico, Israel, México y Cuba

  • El jurado ha valorado la expresión honesta, el eclecticismo formal y la capacidad crítica del poemario, presentado bajo el seudónimo de “Un poeta en los huesos”

  • El acto de entrega del premio tiene lugar hoy viernes en el Palacete Rodríguez Quegles, a las 20:00 horas, en presencia del autor



Las Palmas de Gran Canaria, viernes 16 de junio de 2017.- El poeta José Manuel Jaén ha logrado el 22º Premio de Poesía Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria por su poemario Un millón de carpinteros que hacen ataúdes sin cruz, un trabajo presentado bajo el seudónimo “Un poeta en los huesos” del que el jurado ha valorado la expresión honesta de un universo creativo que aborda “muerte, amor, desamor o soledad con un ritmo y maneras contemporáneas”, así como su “eclecticismo formal” y su “capacidad crítica”.

El premio, convocado por el área de Cultura del Ayuntamiento capitalino, es de carácter bienal y está dotado con 5.000 euros y la publicación del poemario, edición que se presentará en 2018.

Al premio se han presentado un total de 103 poemarios procedentes de todo el país así como de Puerto Rico, Israel, México y Cuba, convocatoria de la que el jurado ha destacado su buena salud así como la “calidad y sentido creativo necesarios para complicar la tarea de escoger a un autor sobre todos los demás".

José Manuel Jaén Bernuz (Cádiz, 1975), que recibe el premio hoy viernes, 16 de junio, a las 20:00 horas, en el Palacete Rodríguez Quegles de mano de la concejala de Cultura Encarna Galván, ha publicado Manual del buen sepulturero y otras tumbas de carne y verso (Colección Alumbre. Diputación de Cádiz, 2014) y el relato La madre que parió a Jackie Earle Haley, I Premio Desfase “Los gayumbos de Pablo Iglesias”, convocado y editado por LcLibros.

El jurado, integrado por Ana Beltrá, Nira Rodríguez, Carolina Melini, Armando Ojeda y Antonio Puente, señaló también en su valoración la inspiración lorquiana del título del poemario –“No hay más que un millón de carpinteros / que hacen ataúdes sin cruz” es el verso original- “para construir su estilo y personalidad singular como poeta, y posicionar sus versos de forma lúcida y original”.

Así mismo, el jurado valoró el “eclecticismo de la obra, donde se aúnan las más diversas tendencias poéticas, desde un realismo heredero de la generación beat y de crítica social hasta una exploración del interior del individuo” y “la capacidad crítica del poeta, poniéndose del lado de los que sufren, en los huesos, desde la herencia poética de los desposeídos”.