«BURNING UP» y «HORDA non ORDEN», dos nuevos proyectos expositivos para visitar en el Museo Castillo de Mata

Las muestras ocuparán las salas 1, 2 y 4 de la fortaleza capitalina desde el 6 hasta el 30 de noviembre

Durante la jornada de apertura se realizará una visita guiada, a las 12:00 horas, previa inscripción en info@castillodemata.es


Las Palmas de Gran Canaria, jueves 4 de noviembre de 2021.- La Fundación Francis Naranjo presenta dos nuevas exposiciones en el Museo Castillo de Mata, el proyecto colectivo internacional «BURNING UP», comisariado por Hernán Pacurucu (Ecuador) y Victor Hugo Bravo (Chile) y «HORDA non ORDEN» del artista chileno que también expondrá individualmente. Las muestras, en virtud del acuerdo que sostienen el área de Cultura del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y la Fundación, ocuparán las salas 1, 2 y 4 de la fortaleza entre los próximos 6 y 30 de noviembre, haciendo coincidir la apertura de puertas este sábado con la organización de una visita guiada que se celebrará a las 12:00 horas. La solicitud de asistencia a esta visita está supeditada a control de aforo e inscripción previa a través del correo info@castillodemata.es.

Las obras expuestas podrán visitarse de lunes a viernes, de 10:00 a 14:00 horas, y sábados y primer domingo de mes, de 11:00 a 14:00 horas. La visita guiada que ofrecerá la Fundación el próximo sábado 6 de noviembre, a las 12:00 horas, correrá a cargo de la teórica Ines R. Artola, del comisario Victor Hugo Bravo y los artistas Olmedo Alvarado, Isolina Díaz, Ricardo Fuentealba-Fabio, Tomasz Matuszak, Sara Roitman, Luis Montes Rojas, Anders Ronnlund y Arkadiusz Sylwestrowicz.

S1 – S2

La Fundación Francis Naranjo presenta en esta edición de NOmade Bienal en las salas 1 y 2 la exposición «BURNING UP».

La crisis de neutralidad del espacio expositivo, entendido como cubo blanco, así como la necesidad de expandir el modelo dogmático de exhibiciones de las artes en las prácticas contemporáneas, han influido en los artistas actuales para que busquen espacios mucho más contextuales a la producción de obra que tradicionales.

Estas obras y estos artistas conviven en un intercambio mutuo con la sociedad. Es por ello que nace NÓmadeBienal. Es la suma de proyectos que cruzan y visibilizan las prácticas del arte contemporáneo expandidas a un contexto dinámico social. A partir de aquí, se crean redes de trabajo, intercambios culturales de diferentes tipos y nodos múltiples de reflexión y producción artística desde un formato independiente. Proyecto NÓmadeBienal es una red esencial de intercambios, una construcción que aspira a ampliar los contextos de investigación de los diferentes agentes que se incorporan al tránsito de obras, artistas, teóricos, curadores y público como un todo orgánico esencial constituyente.

El proyecto es un canal orgánico que ha logrado mantener y fortalecer una continuidad en el tiempo que se afiata al haber varios eventos expositivos, con un pasado destacado por cada uno de los lugares de su itinerario, como por ejemplo: Nómade Bienal Gigantes y Derivas en la Ex-cárcelen Cuenca-Ecuador, SpurringFactor en la Universidad en Lódz-Polonia, en Polo Negro, dictaduras serviles, KottispektionenUpsala-Suecia, Nómade en WshodniaGallery, Polonia, Gross Kapital en el Museo de Arte Contemporáneo, MAC Quinta Normal de Santiago, Diagnóstico Terminal en el IESS, Ex hospital público abandonado en Cuenca-Ecuador, en un barco que atraviesa el río en Valdivia-Chile conjunto al MAC de Valdivia y la Universidad Austral de Chile.

En lo más reciente Nómade Bienal Latinoamérica, se desarrolló en abril de 2021, conjuntamente en tres museos importantes de Guayaquil, Ecuador, MAAC - Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo, Museo Nahim Isaías y Museo Presley Norton

«BURNING UP»

Artistas:
- Olmedo Alvarado (Ecuador)
- Gabriela Andrade (Ecuador)
- Gabriela Carmona (Chile)
- Ila Coronel (Ecuador)
- Isolina Díaz (España)
- Ricardo Fuentealba-Fabio (Chile)
- Mariela García Caputi (Ecuador)
- José Guedes (Brasil)
- Rosa Jijón (Ecuador)
- Mariela Leal (Argentina)
- Tomasz Matuszak (Polonia)
- Omar Puebla (Ecuador)
- Sara Roitman (Ecuador)
- Luis Montes Rojas (Chile)
- Anders Ronnlund (Suecia)
- Arkadiusz Sylwestrowicz (Polonia)
Comisariado:

Hernán Pacurucu (Ecuador)
Victor Hugo Bravo (Chile)
Teórica:
Inés R. Artola (Polonia/España)

El proyecto curatorial tiene por objetivo destacar los problemas estructurales de migración social y situación del país entendido esto como el traslado de un contexto hacia otro, a través de la obra y discurso propio de cada artista, proponiendo una perspectiva crítica a las interfaces culturales del mercado global, el cual tiende a hegemonizar la visualidad de obras contemporáneas hacia una supuesta “estética global” limitando la existencia de lecturas locales y contextos específicos bajo un mismo paraguas conceptual que propone el actual acontecer mundial.

Así, se propone una reflexión en torno a la conformación de identidad y memoria local en un universo de convulsiones sociales alineadas a un mismo sentir general instalado en la crisis del poder, esto bajo la perspectiva de cada artista en su entorno. Asociando la idea de interpelar como en ocasiones anteriores con un espacio carcelario o un hospital público, esta vez con un asentamiento histórico que data de 1577, el Museo Castillo de Mata, reflexionando con una serie de temáticas actuales que desde los movimientos sociales y políticos van marcando, señalando los espacios culturales y su significancia como lugares para la creación y exhibición de arte reinstalando simbólicamente nuevos significados. Punto crucial que bajo los parámetros de Nómade como activación critica de los formatos tradicionales expositivos se hace fundamental revisar, elementos materiales y visuales de cada montaje, espacialidad, formatos de obra, temperatura de color general, atmosfera lumínica, arquitectura, contexto, etc. Son una serie de particularidades que cada proyecto en específico resuelve in situ, adaptando las propuestas a los acontecimientos y características del lugar.

La muestra se caracteriza por exhibir un panorama diverso en materialidades, técnicas y formas. Se mostrarán desde dibujos y pinturas hasta instalaciones objetuales y videos. Utilizando despliegues a gran formato, pensados bajo una precisa logística de traslado particular, proyectando abordar de manera contundente las características y dimensiones del espacio. Tensionando diferentes disciplinas y propuestas personales bajo un prisma curatorial que de rendimiento al resultado global de los lineamientos de NÓmadeBienal.

S4

«HORDA non ORDEN»

Artista:
- Victor Hugo Bravo (Chile)

HORDA

Denomina a aquel grupo de gente, generalmente armados, y que actúan sin ningún tipo de moderación, organización y disciplina.

Si bien como ya señalamos el comportamiento de la horda es más bien elemental y rudimentario, debemos destacar que no ha desaparecido totalmente y es habitual que las personas, en algunas circunstancias, actúen de esta manera olvidándose por cierto que existen normas que respetar en una sociedad.

En palabras de Mauricio Bravo:

Es necesario destacar que la visión del arte en clave antropológica o humanista ha sido el factor más determinante en la configuración de una visión de lo estético que promueve el olvido de que el humano se ha constituido en la textura de la animalidad, y que lo sigue haciendo. En efecto, el primado de una consciencia humanizada y un lenguaje por sobre lo pulsional, lo fisiológico y lo somático nos ha hecho creer que la creación y el arte son manifestaciones exclusivas del hombre. Sin embargo, las infinitas morfologías presentes en la naturaleza, como también las múltiples maneras en que nuestra biología pervierte los códigos genéticos creando malformaciones, texturas y colores inimaginables para la mente del hombre son una prueba de que nuestra humanidad no es el origen, sino la simple heredera de esa potencia de creación impersonal cuya característica principal es no requerir razones ni fundamentos que justifiquen o den significado interpretable a sus desmesuradas y arbitrarias creaciones.

No solo lo pienso o creo porque dentro de la propuesta de Victor Hugo Bravo, la figura de lo animal, los insectos, las bacterias y todo aquello que distorsiona la figura del hombre y la convierte en un hibrido chocante adquieren una presencia que iguala o incluso supera en protagonismo los signos de nuestra cultura occidental, sino porque, al ver detenidamente sus instalaciones, es imposible no percatarse de la similitud que sus tácticas de apropiación de los espacios expositivos tienen con las formas en que las bestias marcan su territorio o construyen sus nichos y madrigueras.

Función de firma o marca territorial análoga tienen el camuflaje, la mancha o la mácula, los símbolos y los iconos políticos, los objetos y las múltiples y atroces imágenes del cuerpo presentes en el trabajo de Víctor Hugo Bravo. Pero, además, estos elementos plásticos se convierten en fuerzas artísticas impersonales que, de manera simultánea, desatan el miedo y la fascinación en el espectador, provocando su huida o su captura definitiva. Así, al parecer, para este artista el arte contemporáneo no es un medio para vehicular ideas, conceptos o contenidos que refuercen la humanidad del sujeto o den expresión estética a su mala conciencia.

En la salvación de lo bello Byung Chul Han observa que “lo pulido, pulcro, liso e impecable es la seña de identidad de la época actual”, enfatizando que estamos en un contexto social en el cual “toda negatividad resulta eliminada” Este régimen estético lustroso y sin contrasentidos en el que coinciden “las esculturas de Jeff Koons los iPhone y la depilación brasileña” es lo que el yo mutante de Bravo desafía. Su posicionamiento de un sí mismo informe o acéfalo solo obedece a la necesidad de hacer visible el lado b de lo real que gran parte del arte contemporáneo se afana en tapar, velar u ocultar Porque, para el artista, lo real contemporáneo, sumido en lógicas de mercado y sometido al imperativo de una felicidad prefabricada, está plagado de paradojas y en particular está lleno de disonancias y contraproducencias. De este modo, su identidad zombi, dado que en su obra todo ocurre a manera de plaga, por infección y mordedura de temas se plisa y se revuelca en lo abyecto con el único objetivo de hacernos visibles los horrores que traman la jovialidad posmoderna y contemporánea.